martes, 5 de octubre de 2010

Semana de la "no-discriminación"

En la primer semana de octubre se celebra en nuestro país la Semana del Discapacitado (o de la "no- discriminación).
Más allá del marco legal que avala la igualdad entre todos los hombres, es importante entender que la "no discriminación" pasa sobre todas las cosas por la actitud de cada uno ante el prójimo.
Los derechos de una persona a no ser discriminada por ninguna causa están avalados por nuestra Constitución Nacional, que da protección a todas las personas y adopta medidas contra quienes realicen actos discriminatorios por cuestiones de ideologías, raza, religión, sexo, nacionalidad o situación socio-económica.
Pero esta protección no se da sólo en nuestro país, ya que la mayoría de los países del mundo suscribieron la “Convención Interamericana para la eliminación de todas las formas de discriminación contra las personas con discapacidad”. Este tratado internacional define a la discapacidad como una deficiencia física, mental o sensorial, sea temporal o permanente limitando la capacidad de ejercer una o más actividades esenciales de la vida diaria. Y acerca de la discriminación dice que existirá cuando se excluya a estas personas, o se les restrinja algo o se las distinga por esta causa con el fin de impedirles o anularles el reconocimiento, goce o ejercicio de algún derecho, con fundamento en su discapacidad.
Nuestro país suscribió esta Convención aprobando la Ley 25.280.
Queda claro entonces que el marco legal adecuado para evitar la discriminación ya existe. Sin embargo, debemos seguir poniendo énfasis en el respeto y en el trato de todos los días de los hombres en general, cada uno entre quienes lo rodean, cuidando el propio comportamiento y evitando los actos propios que causan daño al espíritu ajeno.
No es fácil. Pero no hay opción; para convivir en armonía, la única clave es saber ponerse en el lugar del otro, sentir lo que él siente. Y ésta no es, lamentablemente, una práctica constante.
La igualdad por sobre todas las cosas, suele pregonarse, pero no se ve así en la práctica, en el trato a los ancianos, a los hombres de diferentes razas, de religiones diversas, de niños, de mujeres, de discapacitados, de enfermos, de personas en condiciones socio- económicas y/o culturales diferentes.
Es que para lograr una situación de real igualdad, debemos reflexionar en todo momento, y no sólo ante aquellos hechos extraordinarios que nos tocan el corazón.
Pensar siempre en el prójimo, ponernos en su lugar. Allí está la clave.
Esta semana es una buena ocasión para asumir y transmitir esta necesidad.

Invitándolos a reflexionar quiero compartir con todos ustedes estas palabras extraídas del blog "Nuestro Mundo Escolar", de "Los chiquis de la Escuela Hogar 86" de Abramo, provincia de La Pampa. Ellos son un grupo de alumnos que navegan por internet acompañados por una docente y que con motivo de esta semana especial que hoy transitamos se expresaron así:

Esta semana , ¡explotan nuestros sentidos!

El lunes abrí bien tus ojos para ver que las diferencias nos unen.
El martes agudizá tus oídos para escuchar lo que tu compañero tiene ganas de contarte.
El miércoles prepará tus manos para dar las más lindas caricias .
El jueves saboreá , con alguien que tenga capacidades diferentes a las tuyas , una rica merienda.
El viernes olé una flor y conseguí una sonrisa regalándosela a alguien que lo necesite.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Felicitaciones son un ejemplo para todas las personas.

Anónimo dijo...

QUE LINDO SERIA EL MUNDO TOMANDO AL MENOS UN DIA DE LA HERMOSA SEMANA QUE PLANEARON LOS FELICITO....

Anónimo dijo...

QUE LINDO SERIA EL MUNDO TENIENDO AL MENOS UN DIA DE ESTA HERMOSA SEMANA LOS FELICITO....... ♥